Santos en La Habana / “Intereses de Estado” vs. Derecho de Asilo y el DIH

 

Por Tamanaco de la Torre

Pensé mucho en hacer esta nota. En el fondo creo que lo pensé tanto, porque de alguna manera cedí al chantaje estatal, de adulantes “compasivos” con la enfermedad de nuestro líder el Comandante Hugo Chávez. Falsa aprensión, porque yo no tengo que demostrarle a nadie la lealtad y consecuencia con la revolución y su imprescindible Líder. Lo amamos, y sabemos que él asume, como siempre lo ha hecho, con dignidad y constancia, también esta batalla por su salud junto a su pueblo, llamando a la critica y la unidad, para despecho y vergüenza de las(os) focas que solo saben aplaudir y abrir la boca para que le tiren el diezmo del que se creen acreedores.

También me inhibía por la conseja popular, usada en este caso para el chantaje pendenciero, de dirimir todos, absolutamente todos los criterios u opiniones sobre la revolución bolivariana, según el extendido, falaz y poco ético criterio de “lavar los trapos sucios en casa”; pero como yo no lavo trapos sucios, ni míos ni de nadie, he decidido escribir sobre lo que señalé en el título: “Intereses de Estado” vs. Derecho de Asilo y el DIH”.
.
También dude con el antetítulo. Primero pensé en este:
“Para: Los irreverentes en la discusión y consecuentes en la acción. Favor abstenerse de leer los adulante, clientelares, divisionista…, en fin los muchos jalabolas ‘quinta columnas’ que se ‘abrirán’ cuando se ‘sancoche la yuca’…, para ‘volver a comer solo carne’; pero otra vez con la reacción, saltando sus talanqueras en la revolución…” Concluí que era muy largo, aunque mucho me gustó porque ubica perfectamente a enemigos internos, tal vez los más perniciosos y roedores en nuestro proceso en desarrollo. Por supuesto, lo publico porque de entrada despacho este oxido que corroe las bases de nuestra revolución.

Pensé en otra entrada un poco menos jodedora y pugnaz, más “circunspecta” y “seria”:
“Chávez y Fidel ante la ofensiva imperialista y la lucha insurgente en la Patria Grande. Sobre la ‘Irreverencia en la discusión, lealtad a los principios y la unidad en la acción’, por la integridad de la Patria, y la imprescindible Paz en “Zonas” de Nuestra América…”

Esta última antesala al titulo, del que no tengo duda que es parte del meollo del problema ha tratar, además de adolecer, como la anterior, de ser muy larga, me pareció muy adornada, con “edulcorado teoricismo” para “no ser tan duro con nuestros Comandantes”, aunque ella toque aspectos reales e importantes del problema que quiero abordar porque si no me atraganto, ante cierto malestar y sequedad de boca que me aqueja desde que supe que el criminal Santos, va a reunirse con mis Comandantes presientes Chávez y Raúl. Casi una antesala/repetición de San Pedro Alejandrino me escribió un amigo “tuitero”.

Al final puse el texto que está… y que expresa mejor mis angustias bolivarianas para llamar la atención de los lectores, abordando un falso dilema entre Estado y Principios, y en ningún momento por suponer traiciones de nuestro aviesos y probados dirigente revolucionarios, que descarto expresamente y de entrada, ante la presencia del nada santo, indigno mandatario de visita en La Habana que resiste y triunfa, para desgracia del responsable del infame bloqueo a Cuba, que manda a su tahúr mensajero en “visita  para acuerdos económicos” en la isla.

Además porque supongo que lo prioritario, en este momento para EEUU, enviando a su encomendado vocero imperial, es tratar de deshacer el “entuerto” gringo con su nueva “Cumbre de las Américas”, impidiendo el “veto” a dicha cumbre del AlBA, propuesto por Rafael Correa, en solidaridad con la excluida Cuba del “sistema interamericano”. Espero no vuelvan a dejar como la guayabera al digno mandatario ecuatoriano, como cuando se trato el “regreso” de Honduras “sancionada ejemplarmente” por la cabrona y moribunda OEA, a decir de todos, Ministerio de Colonias de USA.
Entrémosle pues, con diente fino a este hueso, “…duro de roer.

“Estado vs. Principios”

El primer punto ha de dejarse clarito desde el comienzo: es fundamental la trascendente necesidad de la estabilidad de las revoluciones en Cuba y Venezuela, faros ideológicos y bases materiales de sus pueblos y de los latinoamericanos y caribeños libertarios, así como de otros países con procesos similares, para el avance y consolidación de los gobiernos en revolución y los pueblos en rebelión continental en Nuestra América.

Nótese que he destacado: revolución y rebelión, ya que en la correcta visión guevarista que decimos suscribir, ambas son simbióticas, deben ir imbricadas una con la otra, si una o ambas -la revolución venezolana y/o cubana-, niega(n) el derecho a la rebelión en México, Colombia, Honduras o Chile, por ejemplo, ella(s) no es(son) tal, y si la rebelión de los pueblos, en cualquier país de la Patria Grande, pretende avanzar hasta triunfar la revolución en su nación, en función de su proyecto particular, aislada -o peor aun-, en contravía del devenir y estabilidad de los procesos revolucionarios que han alcanzado el poder político, tampoco serán rebelión para la revolución. Ambas, revoluciones “instituidas” en Estado, o rebelión revolucionaría para alcanzar el poder político del Estado, sin yunta antimperialista continental, estarían condenadas al fracaso, o lo que es más trágico, al suicidio, si no se solidarizan, complementan y respetan mutuamente.

El segundo punto, derivado en parte importante del anterior, se refiere a la necesidad de la PAZ en el continente, particularmente entre Colombia, Ecuador y Venezuela, con “Zonas de PAZ” imprescindible, para avanzar al menor costo humano, social y económico posible, ante la crisis, conflicto y guerra político-militar en Colombia. Para ello es vital no formar parte de uno de los factores en la histórica confrontación militar del Estado NarcoTerrorista colombiano.

El tercer punto es que para las revoluciones y rebeliones en curso insurgente en América Latina y el Caribe, es vital recordar la importancia de lo que el camarada caribeño Franz Fanon nos decía: “…el opresor deja sin lenguaje al oprimido y cuando éste asume el lenguaje de aquél, el ciclo de la esclavitud se ha completado…”. Por tanto, debemos tener en cuenta que toda agresión imperial va siempre precedida de una intensa “batalla misilística” en el terreno de las ideas, en los medios de desinformación. Siendo así, rebeliones y/o revoluciones deben entender que sus procesos requieren de señales ideológicas claras a los pueblos, que obedezcan más a los principios de hacer la revolución, “…contra el Imperialismo donde quiera que esté…”, que a los “amigos”, con sus interese de Estado o para  las Rebeliones insurgentes con sus relaciones “diplomáticas”. Deben tratase, como lo que son, aliados naturales estratégicos. Aquí los chantajes imperialistas NO valen, su alegato/amenaza, repetimos hasta el cansancio, es inadmisible, es un falso dilema.

Sobre el falso dilema “Intereses de Estado” vs. Derecho de Asilo y el DIH” debemos repetir:

La cabeza de un Líder revolucionario, NO puede valer tan poco, como la traición a un rebelde insurgente, y viceversa. El imperio y sus sátrapas tienen descaradamente sus “rebeldes” en los Consejos Nacionales de Transición, para las invasiones y “bombardeos humanitarios” de la OTAN/EEUU, sino recordemos a Santos con todos los embajadores traidores de la destrozada Libia.

Los pueblos tienen su legitimo derecho a la rebelión e insurgencia para la liberación, acabar con el hambre y la sangre que corre a raudales en Nuestra América, particularmente en la bombardeada y asediada Colombia. Ello NO puede aceptarse como “falta de lealtad” al principio de no injerencia en los asuntos internos de algún país, por muy fronterizo que sea. Lo contrario supondría eliminar el derecho a la insurrección, o que el país insurgente si solo fuese extraterrestre. Que cada país asuma sus problemas y conflictos, si injerencia.

El debate, en su concreción política está definido para los patriotas que apostamos a la ineludible Patria Grande. Es clarísimo, dilemático: Santanderismo Vs. Bolivarianismo. En otra expresión de la política, la del derecho, está más claro todavía, aunque con definidos ribetes dramáticos, pero igualmente de dilemático: Plan Cóndor Vs. Derecho de Asilo.

Como saben, lo de la extradición de nuestro cantor Julián Conrado, desde su comienzo -junto al de Pérez Becerra-, creemos que pertenece a ese “opaco y nebuloso espacio” de los “Intereses de Estado”. Al parecer “…malos usos del lenguaje…” del que habla el citado psiquiatra y filósofo Fanon. Tristemente lo han confesado dirigentes del gobierno venezolano, haciéndose eco de la propaganda fascista de EEUU/Colombia, en el que la llave de la PAZ la tienen solo los santos, los de la PAX en fosas comunes, hornos crematorios y motosierras.

El Derecho de Asilo, los DDHH y el DIH, parece que es un comodín que se usa para intereses diferentes a los que realmente le corresponden al perseguido político Julián Conrado, en este mundo mediatizado, en el que parece que para algunos más vale: “el que dirán” con el “…lenguaje del explotador…”, que los principios que deben enarbolar los preteridos insurgentes.

Me temo que Chávez, fuertemente influido por Fidel/Raúl y los intereses particulares de Cuba, sumado a la convicción real sobre la necesidad de la PAZ y “unidad anfictiónica”, quieren conservarlo en esa nebulosa de las relaciones de Estado en América Latina y el Caribe de la CELAC y UNASUR, para “garantizar una zona de paz”, con la ILUSIÓN DE “NEGOCIAR” CON COLOMBIA, a cualquier costo para el pueblo colombiano y de las luchas libertarias en la Patria Grande; garantizando “NEUTRALIDAD” en el conflicto y guerra colombiana, paradójicamente formando parte de él y ella (el conflicto y la guerra), con la restauración del Plan Cóndor, prestándose Venezuela, cual yunque desde la frontera (retaguardia de paz obligada conforme al DIH, junto a la también fronteriza Ecuador), para que el Estado NarcoTerrorista colombiano siga “machacando” al pueblo de Colombia.

Ambos mandatarios, Chávez y Fidel, están, con lógica y justa angustia, indignados y preocupados sobre las muertes y riesgos para la paz en el Medio Oriente; pero prefieren ignorar la fetidez de los cadáveres en Nuestra América, que en los casos de Colombia, México y Chile deben estar reventándoles las narices, a ambos, por la pestilencia de los desechos humanos que los modelos imperiales de “despojo + hambre + sangre” generan. Particularmente los del Crimen Organizado en el Estado de Colombia, aunque esto suceda en el Caribe… cerquitica de sus narices. El silencio, cuando es criminal, también es culposo.

Formalmente las autoridades del país dicen que lo de Julián, a casi un año de se secuestro/detención, es un problema legal, del TSJ. Todos sabemos que esto es falso. No obstante estamos pendientes de ello. Si deciden convocar “pronto” la primera audiencia pública (suspendida en 3 oportunidades por el propio TSJ) para decidir: cosas “de forma” o “de fondo” entorno a la ilegal extradición.

Nosotros estamos con nuestra defensa altamente alertas, capacitada, sabemos que además de tener la razón, la legalidad a favor y estar éticamente moralizada, nos preparamos para ganar esa batalla también en justo derecho, como creemos haberlo hecho en el campo de la opinión política revolucionaria en Venezuela y el Mundo. POR AHORA… no hay fecha ni perspectiva clara de tener el juicio varias veces suspendido si explicación, sin legalidad alguna.

Los cagatinta del gobierno (cada vez menos los atrevidos, si acaso 1 o 2), y sobre todo esferas cercanas al Comandante Chávez, adulantes hasta más no dar, dicen ahora: “Que injusto lo del cantor colombiano, la Fiscal tiene razón…, pero dejemos eso pa´ después del 7 de octubre (elecciones presidenciales)…está en juego la revolución”; otros, más canallas aún, se han atrevido a decir que: “…en la cárcel está más seguro, porque lo quieren matar los de la CIA, MOSAD y el DJIM”. Igual que dijo el puerco criminal de Bush: “… para evitar incendios forestales, hay que talar todos los arboles”, ante un incendio en Canadá, no recuerdo cuando ni donde, que amenazaba con extenderse a EEUU.

Su salud sigue igual, hicieron unos “análisis más profundos” por mandato del Ministerio Público -y ante la presión de la opinión pública-, de los que no tenemos resultados (suponemos, tal vez ingenuamente, para dejar abierta cualquier medida especial “humanitaria”, ante cualquier deterioro grave de su precaria salud, cosa que “justamente” se hizo con terrorista de ultra derecha, mientras se le niega al cantor colombiano bolivariano). Sus dolencias siguen iguales, con un tratamiento menor indicado por los médicos, que rigurosamente seguimos, sin mayores mejoras.

Estimamos que es fundamental seguir cimentando este debate político, que lamentablemente toma visos de denuncia, para que se respete su derecho a la libertad y el asilo, particularmente las referidas a las faltas de Chávez con la ética y moral bolivariana, y la traición que sería, entregarlo pa´ la tortura y la muerte a Colombia/EEUU.

La grandeza y magnanimidad de Comandante Chávez, no merece que sus faltas lo incluyan en lo horrorosa historias del Plan Cóndor. Julián debe ser liberado YA.

Debemos destacar lo que implicaría ante la Historia para la ética bolivariana, el mansaje que se enviaría a los pueblos, si el Alí Primera colombiano fuese entregado a Colombia/EEUU, “extraditando” a un oriundo del Magdalena colombiano, de las mismas riberas desde las que salieron decenas de colombianos -“vecinos” de Julián-, para engrosaron las tropas de Bolívar, emprendiendo la Campaña Admirable para la Independencia de la Gran Colombia, entre ellos los oficiales patriotas Grancolombianos Girardott y Ricaute, fallecidos heroicamente en el intento.

Muchas de estas cosas las hemos dicho hasta la saciedad, pero es necesario reiterarlas como gritos indignados al exterior, particularmente ante la VISITA DE SANTANDER A CUBA, PARA REUNIRSE CON LOS COMANDANTES CHÁVEZ, FIDEL y RAÚL….

La solidaridad con el diezmado pueblo colombiano, la asumimos por simple sentido de conservación de mí (nuestro) pescuezo. Lo entiendo como un deber VITAL. En esa guerra está en juego el futuro de Nuestra América, pese a los intentos de dirigentes revolucionarios inmune en su olfato a la fetidez de los crímenes en Colombia. Las relaciones de Estado no pueden desconocer o silenciar los horrendos crimines, que impiden hacer más humana la humanidad para lograr la mayor suma de felicidad posible en Nuestra América…

Como lo que está en juego son nuestros pescuezos, el de los pueblos, recordamos que “Los pescuezos no retoñan”, sigamos siendo unitarios, leales e irreverentes. Nunca con el “…silencio criminal…” que Bolívar denunció.

Por ahora, y siempre, seguimos, y seguiremos con “la máxima” que hemos asumido como propia de los Indignados de Barcelona, España: “Si no nos dejan soñar, NO los dejaremos dormir”…

Gracias mil, por su solidaridad consecuente y constante…

Gracias.

tedelatorre2021@gmail.com

Anuncios
Etiquetado , , , , , ,
A %d blogueros les gusta esto: