Julián Conrado rompe los tabú de los medios fascistas de comunicación, sobre la insurgencia

Julián Conrado, Cantor colombiano, desde calabozo en Venezuela, desmonta algunos de los tópicos más difundidos sobre las prácticas de la insurgencia colombiana, utilizados para desacreditar su carácter revolucionario y justificar las tropelías de los gobiernos de ese país. Describe el papel de la mujer en la guerrilla; la situación de los niños en Colombia y desmonta el tendencioso vínculo que se pretende establecer entre las Farc y el narcotráfico. También reflexiona acerca de la vigencia de la lucha armada en un contexto actual -e histórico- como el que se vive en su país.
Declaraciones de un combatiente por la justicia social y la paz en Colombia y en América Latina, desde su poesía y su canto.
Preso en Venezuela desde hace casi un año, se reclama que el país bolivariano le otorgue inmediato asilo.

CONTEXTO acerca del quién es Julián Conrado y su situación actual:
 

Las canciones de Conrado son testimonios históricos y culturales de un valor incalculable… por eso el régimen colombiano lo quiere acallar.

El cantor Julián Conrado fue detenido el 31 de mayo 2011 por fuerzas represivas combinadas de Colombia y Venezuela en territorio venezolano. El gobierno colombiano lo persigue con saña porque Julián Conrado con sus canciones lleva un mensaje de justicia social a un pueblo empobrecido, saqueado y agredido por el terrorismo de estado que utiliza su herramienta paramilitar y tiene todo el apoyo EEUU. Las autoridades colombianas pretenden obtener otra entrega ilegal de un perseguido político por parte de Venezuela; pero los hombres y mujeres con ética de Venezuela y del mundo piden ASILO para el Cantor. El DIH impide entregarlo a Colombia y ampara el ASILO para el perseguido político, quién además está enfermo. Un hombre viejo y enfermo, apresado cuando buscaba ayuda médica no puede ser entregado a sus persecutores, por respeto al DIH y a la ética. En las cárceles colombianas fallecen con inusitada frecuencia los presos políticos por tortura y por tortura de negación de asistencia médica.

ASILO PARA JULIAN CONRADO

La Convención de Ginebra y la Convención Contra la Tortura impiden entregarlo a Colombia. Se pide que las autoridades venezolanas respeten el DIH y la ética bolivariana y no entreguen al cantor Julián Conrado a una tortura segura. En las cárceles colombianas son empujados a la muerte los presos políticos tras torturas y negación de asistencia médica…

El pueblo colombiano sufre terrorismo de estado y necesita que sus hermanos latinoamericanos se solidaricen con su sufrimiento. Que al menos sean respetados los perseguidos políticos y los gobiernos regionales no entren a colaborar en la cacería humana con EEUU y el régimen Santos.

Anuncios
Etiquetado , , , , ,
A %d blogueros les gusta esto: