Carta de Julián Conrado al II Encuentro Nacional de Cultoras y Cultores Revolucionarios

La Carraca de Caracas

10 de agosto de 2012

Pueblo de Blanquito, Sanare:

¡Épale!: Desde mi carraca en Caracas mando, con sabor a tamunangue, un bolivariano y aliprimeriano abrazo al Segundo Encuentro Nacional de Cultoras y Cultores Revolucionarios.

Siendo que el lema del encuentro es “por la transformación cultural necesaria para profundizar la revolución”, pienso que el primer gran invitado debe ser el Caimán de Sanare. La parábola caimanista es la esencia misma de la cultura revolucionaria. El Caimán de Sanare, sin saber leer ni escribir, lo dijo clarito: “La cultura es un pueblo bien preparao; que la gente viva bien y no le falte nada. La cultura güeña es la que no tá buscando plata, busca el bien…”.

Hermanas y hermanos cultores, el Caimán de Sanare, sin tanto perendengue, nos dio la clave de la transformación cultural necesaria para profundizar la revolución, para salvar la madre tierra y la especie humana, para vivir en paz con justicia y amor.

Es que las revolucionarias y revolucionarios verdaderos son quienes primero ponen la revolución y después, la revolución. Quienes ponen primero la revolución y después el dinero, también son buenos, pero no tan bueno que digamos… Los que ponen primero el dinero y después la revolución, no son de confiar, son verdaderos cuadros del desprestigio. Y ni que decir de quienes primero ponen el dinero, luego el dinero y siempre el dinero: son tristes parásitos de la sociedad, el espejo perfecto de la cultura burguesa. ¡Ah mundo! Si fuéramos como el Caimán de Sanare…, ¡Na guará!

De mi situación les cuento que continúa la lucha entre la solidaridad amorosa de los pueblos, que piden mi libertad y asilo político para seguir cantando por la paz; y el egoísmo y el odio capitalista que pide mi extradición hacia la tortura y la muerte.

¡AMANDO VENCEREMOS!

Julián Conrado

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , , , ,
A %d blogueros les gusta esto: