Libertad y Asilo para Julián Conrado

Por Virginia King

Esa se ha convertido en un pedimento incesante y cada vez más diseminado en los diferentes colectivos y luchadores sociales que claman por la libertad y Asilo del Cantautor de la Dignidad, el colombiano, el camarada, JULIAN CONRADO. Se torna, a medida que transcurre el tiempo de la captura de Julián, incomprensible, hostil, injusto y hasta aberrante el hecho de que éste permanezca aún en cautiverio, pese a no haber razones concretas para que así sea. Desde “la carraca”, como el mismo ha bautizado su celda de prisión, Julián ha generado nuevas y sentidas creaciones musicales, una más sensible que la otra, en donde el llamado a la paz y la Justicia social son la constantes de su inspiración.

Muchas han sido las concentraciones y manifestaciones de apoyo que tanto en el ámbito nacional como en el internacional se han registrado a favor de la causa del cantautor, o a favor de nosotros, porque vamos a estar claros, su lucha es la nuestra o por lo menos de los que hemos luchado incesantemente por la liberación de nuestros pueblos. No podemos permanecer al margen y mucho menos guardar silencio cómplice ante una situación que a todas luces es injusta. En mi reciente periplo por tierras caquetias, fui testigo de excepción del mutismo manifiesto de algunos “REVOLUCIONARIOS”, que al nombrarles a Julián Conrado parecería que les hablara de un ser etéreo, intangible, ustedes saben: el miedo es libre!!!!!

Dónde quedo aquel espíritu libertario, luchador y corajudo de otrora tiempo donde compartimos algunas trincheras por la emancipación de nuestra Patria, se MIMETIZARON, se INSTITUCIONALIZARON, en fin, ¿en qué parte del camino se les quedó la llama de la conciencia social, de la defensa de la justicia por la dignidad del hombre? ¿No le tendrán miedo a la historia? Cuando se escriba de un hombre de la talla de Julián Conrado, ¿Qué le dirán a sus hijos, a sus nietos, qué hicieron por él, por sus luchas, por las nuestras? Por ellos siento una profunda tristeza de saberlos muertos en su espíritu soñador, en el esfuerzo por alcanzar la utopía de lo posible, en fin de su conciencia revolucionaria.

Julián desde su “carraca”, nos sigue dando muestras de dignidad, de amor por la paz, por el hombre, ejemplo vivo de la consecuencia con sus ideas, con sus sueños. Te admiramos Julián, estamos y estaremos en sintonía con nuestra conciencia revolucionaria, por eso tu causa es la mía, la nuestra, la de todos los soñadores del mundo que no claudicamos ante los coqueteos del imperialismo en todas sus manifestaciones. Mantenemos firme nuestro apoyo irrestricto contigo y lo que representas, eres émulo para las nuevas generaciones de revolucionarios que inspirados en ti se organizan y motorizan escenarios de combate, de ideas, insospechados, cargados con el ímpetu de la irreverencia y la fuerza que da la juventud.

AMANDO VENCEREMOS CAMARADA!!!!

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , ,
A %d blogueros les gusta esto: