Julián Conrado al movimiento estudiantil universitario de Colombia y el Mundo

Murales en la Universidad de Bogotá

 

“La unión debe salvarnos, cómo nos destruiría la división…”

Simón Bolívar

 

 

Hermanas y hermanos del movimiento estudiantil universitario de mí sufrida Patria colombiana y del mundo: Desde mi carraca en Caracas, les mando un abrazo libre.

Se dirige a ustedes alguien que no permite dejarse esclavizar por la ambición personal de riquezas materiales, alguien que no ambiciona cargos o puestos de dirección, ni charreteras y otros perendengues por el estilo.

Como bolivariano de corazón y convicción he ido aprendiendo a ser, pienso, ante lo primero, que “la fortuna es nada delante de la virtud” y ante lo segundo, que lo importante en la lucha que se libra por tener una Patria libre y feliz, “está en servir bien y no en mandar”. Toda mi vida de canciones tiene como única causa el amor por la humanidad, la que solo podrá ser verdaderamente humana cuando florezca la igualdad social.

Soy uno de los tantos hijos del pueblo a quien por atreverse a cantar la verdad, la oligarquía colombiana le cerró las puertas de los colegios y declaró objetivo militar. Afortunadamente para tranquilidad de mi conciencia, también soy de los que están de acuerdo con que “la tiranía que mata todos los derechos no cría sino un deber: el de combatirla”.

Un grupo de compañeras y compañeros universitarios de mi tierra, me ha pedido que les dirija unas palabras y ese es el motivo de esta carta:

Entendiendo que la dignidad no es otra cosa que pensar y actuar siempre con grandeza, comienzo a decirles que, como todo lo que a uno le sobra es lo que al otro le falta, quien ambiciona más de lo dignamente necesario para vivir, vivirá en la indignidad. ¿Cuál es la grandeza de esas cuatro familias que ahora monopolizan millones de hectáreas de las mejores tierras, mientras millones de personas no tienen ni un pedacito donde caer muertas?

Hoy, ante los ojos del mundo entero, para complacer a sus amos capitalistas, la policía y el ejército oficial de Colombia ha vuelto sus armas contra su propio pueblo y asesinan cobardemente a los campesinos del Catatumbo, precisamente por eso, por reclamar su derecho a un pedazo de tierra donde trabajar para ganarse el pan de la vida.

Es muy común escuchar decir: “estudia para que seas alguien en la vida” pues bien, ese “ser alguien en la vida”, por lo general, no significa más que coronar una profesión que produzca dinero, dinero y más dinero para tener el poder de comprar casas de lujo, carros de lujo, haciendas de lujo, vestidos y calzados de lujo, joyas de lujo, licores de lujo, en fin: ser un esclavo del Capital, pero eso sí: ¡UN ESCLAVO DE LUJO!.

No por ostentar un título que proporciones dinero se es más bello. Se pueden tener muchos títulos y ganar mucho dinero, pero preñada la conciencia de egoísmo, codicia, corrupción, deslealtad, hipocresía, odio y mentira, no será posible salir de la más horrorosa de las miserias: la miseria humana.

Un estudiante consiente y consecuente con su ser de humanidad, más que procurar conocimientos y habilidades como médico, químico, ingeniero, arquitecto, físico o matemático, debe procurar sembrarse el alma y el corazón de solidaridad honestidad, sinceridad, lealtad, sencillez, gratitud, amistad amor por el Pueblo y por la Patria, amor por sí mismo, no aspirar a parecer humano, sino ser verdaderamente humano: ¡Hermosamente humano!

No se trata de moral sin luces ni de luces sin moral, se trata de MORAL Y LUCES, eso es lo que se llama bolivarear de verdad, verdad.

Hermanas y hermanos universitarios y estudiantes en general: Hoy  que nuestra amada Patria colombiana se haya mortalmente herida por la voracidad del Capital, es deber supremo de todas y todos los patriotas hacer cualquier sacrificio necesario para salvarla. Claro, no podrán los estudiantes solos, ni los educadores solos, ni los campesinos solos, ni los obreros solos, ni los afrocolmbianos solos, ni los desempleados solos, ni los desplazados-despojados solos, ni los artistas solos, ni los intelectuales solos, ni Colombianos y Colombianas por la Paz solos, ni el Partido Comunista de Colombia solo, ni el MOIR solo, ni las FARC-EP solas, ni el ELN solo… ni Mandraque solo…

¿Queremos una Patria Libre y en Paz con Justicia y Amor?

NO DISCUTAMOS MÁS SOBRE LA UNIDAD, ¡UNAMOSNOS Y SEREMOS INVENSIBLES!

¡AMANDO VENCEREMOS!

 

 

Julián Conrado

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , , , , ,
A %d blogueros les gusta esto: