¿Por qué la revolución ofrece asilo a un “valiente joven estadounidense” y niega lo mismo a un revolucionario bolivariano?

CARIATURA JULIAN CONRADOPor: Carlos Luna

Ya nos han aclarado suficientemente porque Venezuela ofrece asilo al joven estadounidense Edwar Snowder. Falta que las autoridades venezolanas nos aclaren por qué no se le da asilo al camarada Julián Conrado.

Entendemos que en el contexto geopolítico el asilo de Snowder en Venezuela o cualquier país nuestroamericano (Nicaragua, Bolivia, Ecuador, etc.) forma parte de una demostración al imperio estadounidense que nuestros países del sur del continente, apelando al derecho internacional, no temen represalias de ningún imperio, por muy poderoso que éste sea.

El asunto que nos ocupa y nos preocupa es por qué nuestro gobierno es capaz de argumentar las razones humanitarias para otorgarle el asilo a Snowden, cuando durante mucho tiempo mantenemos encarcelado a un camarada, a un revolucionario quien a pesar de requerir el asilo el gobierno venezolano éste se niega a otorgarlo haciendo mutis sobre el asunto.

“Nuestra revolución es humanista”, por eso ofrece asilo a Snowden, declaró nuestro vicepresidente Arreaza. Eso no lo ponemos en duda, pero la interrogante es ¿ dónde está dejando el humanismo la Revolución que nos legó el Comandante Chávez cuándo le negamos asilo político al camarada Julián Conrado a quien no hemos podido pasar de ofrecerle más que una lúgubre cárcel, a un hombre que además presenta problemas de salud?

No negamos la posibilidad de que el gobierno bolivariano brinde asilo a Snowder. Pero exigimos revisión del caso del compatriota colombiano Julián Conrado y que la revolución le haga justicia otorgándole el asilo que éste ha solicitado.

El compatriota Conrado, quien es cantor, es un bolivariano, activista y militante de la FARC y lo persigue la derecha colombiana porque las circunstancias sociales y políticas de su país, Colombia, lo obligaron a toma el camino de las armas para promover la liberación de su pueblo. No ha cometido delitos en nuestro país y la justicia venezolana no tiene razones para negarle la libertad y el pleno disfrute de sus derechos humanos y acobijarlo como perseguido del gobierno colombiano.

Al Camarada Julián Conrado la Revolución Bolivariana no debe ofrecerle un trato distinto ni de menor peso al que hoy se le ofrece al “valiente joven gringo” Snowden. Además de ser una contradicción discriminar al camarada J. Conrado, sería una traición imperdonable a la Revolución y a la memoria y el legado del Comandate Eterno.

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , , , ,
A %d blogueros les gusta esto: