Archivos Mensuales: agosto 2013

2da parte: Julián Conrado habla en exclusiva desde la cárcel (+Video)

APORREA

“Yo soy el cantante del pueblo
Yo soy quien defiende a la población
allá donde no llega el gobierno
allá es donde nace mi triste canción

Yo soy quien les escucho su llanto
y con ellos comparto su necesidad
y mejor le pedimos a los santos
porque el que está gobernando creo que es por no dejar

La Ley del embudo
lo ancho pa’ ellos y lo angosto pa’ uno
La Ley de la ballena
Lo angosto pa’ uno y lo ancho pa’ ella”

La ley del embudo
Hernando Marín

Agosto 08 de 2013.- Julián Conrado se presentó anoche en el teatro Principal, lo acompañaban en esta primera presentación en el país, Sandino y Florentino Primera, La Chiche y Alí Manaure,  el Trovador de Vargas,  Sol Mussette y todos los cantantes que siempre lo acompañaron durante su encierro. En un emotivo acto, la gente coreó sus canciones más populares,  El canto del pajarito, Supermán, Venezuela linda, La ley del embudo ,entre muchos  de los temas interpretados por el trovador colombiano. El teatro estaba repleto de gente, no cabía un alma más, mucha gente se quedó afuera con ganas de ver a este cantautor revolucionario.

El concierto tuvo picos apoteósicos cuando interpretó, El Orinoco y el Magdalena se abrazarán,  mientras cantaba, la gente comenzó a bailar y a aplaudir a este gigante de la canción vallenata.

Por supuesto, que esto es un desliz imaginario, un deseo escapado de las inmensas ganas que tiene el pueblo de ver a Julián libre. Julián sigue preso, a la deriva jurídica,  y todos  a la expectativa, contando los días para verlo cantar donde él merece estar, libre con el pueblo.

En esta segunda entrega, Julián Conrado interpreta canciones de famosos vallenateros, como Hernando Marín y Leandro Díaz, y nos habla de la  historia de este ritmo, dictando una clase de etnomusicología, cuyos orígenes, remarca, nacen del lamento del pueblo humilde y campesino.

Luego,  en su hilvanar de historias y recuerdos, gira y avanza en un recorrido del duro camino de la izquierda en Colombia, de la Unión Patriótica con todos los caídos; de aquella decisión, de dejar todo sin mirar atrás, no le quedaba otra opción sino irse a la montaña,  sin saber agarrar un fusil.

Julián tuvo que salir de su pueblo, por cantar las verdades sobre la injusticia y la corrupción, como refiere él mismo,  “Fui preso por decir la verdad.”

Con profunda emoción, él nos cuenta sobre su amigo, el médico y cantante, Julián Conrado, quien fue asesinado por ayudar a los más pobres. En honor a él, Guillermo Enrique Torres Cueto, toma su nombre para ser el cantante que interpreta el dolor y la lucha de los pueblos del mundo.

2da parte

 

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , ,

(VIDEO) Entrevista exclusiva a Julián Conrado desde “la Carraca”: En Colombia decir la verdad es subversión

APORREA

“Y fui llenando con flores 
a mi fusil de poemas


y afiné la puntería 
del canto contra las bestias 


fui sumando corazones 
para vencer madrigueras


al llenarme los rumores 
del volantín cuando vuela”

 

Alí Primera

Canción para acordarme

Agosto 04 de 2013.- En los días más soleados de junio, la gente transitaba por la ciudad de Caracas con sus tareas, sueños y rituales a cuestas; desde algunos rincones de la ciudad se dejaban escuchar lamentos del vallenato, que le cantan al amor despechado o al amor que no se deja enamorar, pero en gran medida, ajenos al canto profundo y valiente del vallenato revolucionario, al canto del cantautor colombiano, Guillermo Torres Cueto, mejor conocido como “Julián Conrado”, quien nos ofreció, en exclusiva para Aporrea, una entrevista desde su “Carraca”, en la cual nos revela gran parte de su vida, desde sus inicios en su pueblo, Turbaco.

Conrado, asemeja a un quijote costeño, por su gran estatura, delgadez y sentido de justicia. Él nos habla de las historias de su pueblo con nostalgia; sus palabras surgen entre la poesía y la palabra sencilla como nos confiesa: “Mi lenguaje es la yuca con pescao” y se apasiona cuando habla de Bolívar, Chávez y La Pola; de la vida, de las luchas, del amor revolucionario y de su apego a la paz, pero con justicia.

Entre el canto y el relato, nos confiesa: “Yo no puedo ser feliz si mi pueblo está sufriendo” y “Yo soy un perseguido cantor de los pobres de la tierra”, en cuanto a su situación, expresa que solo desea ser libre para andar y cantar, ahora, como dice Conrado, “sin tantos perendengues” y “más ná”. La entrevista:

Primera entrega de tres partes de esta entrevista

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , ,
Anuncios