Archivos Mensuales: noviembre 2013

Julián Conrado envia su saludo al Festival de la Canción Bolivariana (+Video)

Anuncios

Julián Conrado responde misiva del Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia

Carraca de Caracas

En memoria del eterno guerrillero heroico

Hermanos y Hermanas del Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia (MBNC):

Gracias por la carta con el saludo solidario que han hecho llegar hasta mi prisión. Tronco de alegría me causó esa nota tan bella. Les hondeo un caluroso abrazo con sabor Caribe y amor de Humanidad.

Efectivamente, tengo una guitarra, un cuatro y unas maracas que he recibido de parte de la cantoría del pueblo venezolano, que no me ha abandonado un solo instante. Sigo componiendo y cantando con más animo que nunca por la construcción de ese mundo en Paz con Justicia y Amor, que es el gran sueño y empeño revolucionario. Es por lo único que en esta época terrible de caos capitalista, vale la pena vivir y luchar: La igualdad social. Que cada quien luche de acuerdo con su vocación y capacidades, pero que lo haga: cantando, pintando, teatreando, poesiando, titiriteando, danzando, cuenteando, fabuleando, musiqueando, noveleando, maromeando, humoreando, discurseando y hasta disparando si es que los reyes del Capital no nos dejan otra opción de alcanzar una vida verdaderamente feliz para todas y todos.

Hermanas y hermanos, cuanto me alegra saber que el MBNC, crece y se fortalece. Ojala este sucediendo con las demás organizaciones patrióticas y revolucionarias del pueblo colombiano.

Por medio de algunos medios, medio me he estado informando de los diálogos entre el gobierno y el movimiento armado. Que bueno fuera que se lograra parar, por lo menos, la guerra de los tiros. También he observado las grandes movilizaciones populares que vienen ocurriendo en todo el territorio nacional. Es que la gravedad de la crisis política, económica, social, ecológica, etc, etc y etc… no da para menos…

Mi mayor preocupación sigue siendo (y en eso si soy reiterativo) es el problema de la estúpida división de los distintos sectores que buscan el cambio. Esa división ha sido la gran embarrada estratégica que nos ha impedido triunfar… ¡Que pena tan grande!.

Hace 200 años, Bolívar dijo a Nariño: “No me parece propio retardar el establecimiento de un centro de poder”… ¡200 años!

Siendo la libertad y la felicidad del Pueblo el objetivo supremo de la lucha ¿cuál es la razón para seguir pendejamente divididos? ¿Puede llamarse revolucionaria o patriótica una organización, movimiento o grupo que no mire mas allá de su beneficio o lucha particular? ¿A que santo hay que pedirle para que se consolide la unión, como nos rogó Bolívar?

La lucha revolucionaria es para servirle de todo corazón al pueblo, a los pobres. Para pavonearse están las pasarelas de los reinados de belleza burguesa.

Son algunas reflexiones que he querido compartir honestamente con ustedes, que son mis hermanas y hermanos del alma.

De mi situación particular les comento que moralmente me siento fino; ni la cárcel ni la misma muerte podrá apagar jamás el fuego de mi amor por el pueblo.

Digo como el poeta del pueblo español, Miguel Hernández:

“Yo nací de la tierra, si yo he nacido de un vientre

desdichado y con pobreza, no fue sino para hacerme

ruiseñor de las desdichas, eco de la mala suerte,

y cantar y repetir a quien escucharme debe

cuanto apenas, cuanto a pobres, cuanto a tierra se refiere.”

 

Y porque me siento libremente enjaulado, sigo alzado en canto: aleteando por sierras y llanos, mares y montañas, calles, caminos, veredas y barrios populares.

Hermanas y hermanos míos, otro fervoroso abrazo, los amo de corazón…

¡Pa` lante!

¡VIVA LA UNION DE LOS OPRIMIDOS CONTRA LOS OPRESORES!

¡AMANDO VENCEREMOS!

Julián Conrado