Archivo de la categoría: Julián escribe…

ALÍ PRIMERA, UN CANTO CADA DÍA MÁS NUEVO

El tiempo pasa y hay canciones que cada vez se van poniendo más nuevas y hermosas. Es el caso de las creadas por el cantor venezolano Alí Primera, que hoy, a 73 años de su nacimiento y a 55 de haber compuesto Humanidad, su primera canción de combate por la paz con justicia y amor, se cantan y escuchan tan ardorosamente como cuando brotaron de su alma y corazón. Esto se debe a que el Panita Alí, no fue una simple figura de moda, ni su canto un mero producto comercial. Alí fue un revolucionario verdadero y su canto un delicioso y nutritivo manjar ofrecido en la mesa cultural de los pueblos de la tierra, para fortalecer la lucha por el buen vivir.

El canto de Alí, no surge así por así. Resulta que en esa época de la Cuarta República por la que transitó Venezuela, época de miseria y terror capitalista contra quienes osaban reclamar sus derechos, al pueblo no le quedó otro camino que el de la revolución, y como las revoluciones, así lo confirma la historia, todas vienen cantando y danzando al son de su propia canción, entonces, del corazón de las cantoras y cantores con dignidad, entre quienes se hallaba Alí, brotó esa canción, que no por simple capricho fue definida como Necesaria y Valiente: es que la necesidad obliga. Y claro, las persecuciones contra aquella joven cantoría no se hicieron esperar. Que el mismo Alí nos cuente cómo eran las cosas en esos tiempos: “Me acaban de volver a amenazar. No me perdonan que no me haya amedrentado y que mantenga una conducta cónsona con mi canción… Ahora llaman a mis vecinos para intimidarme. Siguen persiguiéndome y tratando de que tenga un accidente, hasta ese acto de cobardía han llegado… Yo sigo cumpliendo con mi deber, si el deber de mis enemigos y de los enemigos del pueblo es eliminarme, que lo cumplan. Ya no les queda chance de amedrentarme.”

Total es que al final el fusil no pudo. Definitivamente, es imposible matar una canción que en el mismo corazón del pueblo es donde florece. Podrán matar al cantor, como muy posiblemente sucedió con Alí, pero su canción no morirá jamás. En la Venezuela de hoy, esa canción, cada día se siente más viva y sigue siendo, en la voz del pueblo bolivariano y chavista, un arma imprescindible en la lucha contra el terror capitalista cuya pretensión es hacer girar hacia atrás la rueda de la historia.

Alí, siempre fue consciente del enorme poder del canto del pueblo en su estado natural: “La música, cuando se pone a cabalgar en ella versos donde el protagonista es el hombre hecho combate, cuando el amor que se nombre ya no es el individual, el intimo, sino el amor solidario por todos los seres humanos, cuando el verso además de divertir proporcione elementos reflexivos y concientizadores, cuando la canción cumple estas características se convierte en un arma popular que defiende a su pueblo.”

Las cantoras y cantores de los pueblos del mundo tenemos en nuestro hermano Alí, un magnífico ejemplo a seguir. Que su verbo siga ardiendo para que nos ilumine y anime con su calor: “…somos de los cantores que no están interesados en llenar de audiencia a la canción, sino de llenar de conciencia a la canción. No interesan los que aplaudan simplemente. Son necesarios los que siguen el camino ofrecido por la canción… La canción es un hecho vital, un ejercicio vital, cuando se percibe como una aliada del hombre en seco, de su alegría, de sus derechos y de su dignidad.”

Cantar hasta la última gota de verso que nos quede, en aras de la liberación de los oprimidos, la salvación de la humanidad y nuestra madre tierra, como fue la enseñanza del siempre vivo profeta falconiano, es el compromiso de las y los cantores de los pueblo de Venezuela, Nuestra América y el mundo.

¡Viva la unidad de las cantoras y los cantores de dignidad!

 ¡Viva la unidad de las y los artistas amantes de la paz!

 ¡Alí Primera vive, su canto sigue!

¡AMANDO VENCEREMOS!

Julián Conrado

La Habana, Octubre 31 de 2014

Etiquetado , , , , , , , , , ,

Julián Conrado le escribe al Cmte. Chávez: EL CINCO DE MARZO Y LA CANCION DEL ARAÑERO (+Video)

Las revolucionarias y revolucionarios de Nuestra América y del mundo  nos preparamos para conmemorar, este cinco de marzo de 2014, el primer aniversario de la partida física del compañero comandante Hugo Chávez. Yo, guitarra en mano, con una  boina  roja y una camiseta con la mirada viva de sus ojos, marchare hacia la estatua del Libertador Simón Bolívar, ahí cantare La Canción del Arañero.

A propósito de La Canción del Arañero, hago el siguiente comentario: El poeta guerrillero del pueblo salvadoreño, Roque Dalton, encabezo un poema dedicado a Lenin, con la siguiente frase que tomo de Huidobro: “Un hombre ha pasado por la tierra y ha dejado su corazón ardiente entre los hombres… Desde hoy nuestro deber es defenderte de ser dios”. Precisamente de eso trata La Canción del Arañero, de defender a nuestro amado arañero de Sabaneta, de que lo conviertan en un dios inalcanzable para los pobres de la tierra. Decía el propio Chávez, que a nuestro hermano Jesús, el obrero subversivo de Nazaret, los mismos que lo crucificaron lo fueron convirtiendo en una imagen inofensiva, en un bobo.

Hay que impedir que a nuestro hermano Chávez, revolucionario de la cabeza a los pies, lo divinicen de tal manera que, al igual de otros grandes revolucionarios, lo pongan en el cielo o lo dejen  convertido en un simple adorno de altar. Es que Chávez, al igual que Jesús, Bolívar, El Che, y tantos otros y otras, dejo muchas cosas por hacer; por lo tanto, por ahora y para siempre, lo necesitamos en la tierra, junto con nosotros, los pobres de la tierra, ayudándonos en todas esas cosas… esas cosas que tienen que ver con la siembra de la paz con justicia y amor.
Chávez, ni se ha ido ni se va, así que no necesitamos pedir  a nadie que nos lo devuelva: ¡Chávez somos los pobres de la tierra… y… más ná!

¡AMANDO VENCEREMOS!

Julián Conrado

Desde Cuba: Julián Conrado le escribe a Alí Primera a los 29 años de su siembra

Habana, 16 de febrero de 2014

Para el cantor del pueblo Alí Primera, en el día de su siembra

¡Alí Primera, épale panita, te doy un abrazo de tierna alegría como la risa de pueblo de nuestro amado hermano Hugo Chávez!

Imagino que donde estás llega la señal de Telesur, así que estarás sabido de mi salida de prisión. Aunque, a la hora de la verdad, tu eres de los que mágicamente se enteran de las cosas antes que estas sucedan. Tengo mucho que agradecerte, sé de cuanto hiciste para lograr el desenjaulamiento de éste pájaro cantor. Te cuento que al llegar a la Habana, lo primero que hice, “antes de sacudirme el polvo del camino”, fue visitar tres viejos amigos míos. Si hubieras visto, a los tres los hallé juntitos como esperándome para una partida de dominó. Estaban ahí, en la histórica Plaza de la Revolución: Martí, El Ché y Camilo. Indescriptible la felicidad que me invadió en el instante de tan bello encuentro. Dialogamos largo rato, ya te contaré detalles al respecto. Y…bueno, nos despedimos no sin antes posar, los cuatro, para que una hermosa turista del hermano pueblo de los Estados Unidos, nos tomara la foto del recuerdo. De regreso al nido me encontré con mi compadre John Lennon, estaba sentado en el escaño de un parque soñando que “ya no existían posesiones y que toda la gente vivía en paz compartiendo el mundo”; le dí un fuerte abrazo y le dije: estás en lo cierto viejo John, no eres el único soñador, sigamos soñando, una utopía no es mero sueño cuando hay amor, cuando hay empeño.

Total es que me encuentro en Cuba, la hermosa y jacarandosa isla de la dignidad, verseando, Bolivarianamente, en búsqueda de la paz para mi sufrida patria colombiana, paz imprescindible para la paz de nuestra América. A lo peor, por causa de la larguísima, gravísima y estupidísima enfermedad de la división que nos aqueja a los patriotas y revolucionarios colombianos, seguramente “por ahora”, no se logre una paz completa, la paz con justicia y amor que anhela nuestro pueblo; pero si aunque sea, en la mesa de diálogos, se logra el fin de la confrontación armada nada más, eso sería un dulce alivio para Colombia, muy especialmente para las madres pobres que son, a fin de cuentas, las que nos paren a los guerrilleros y soldados para que nos matemos los uno a los otros en ese horroroso negocio capitalista de la muerte que resulta ser la guerra. En ese sentido continúo clamando para que se consolide la unión de los partidos y demás organizaciones populares, la unión de todas y todos los amantes de la paz. Entre mas unidos estemos, ,más cosas podeos arrancarle, en la mesa de diálogos, a los señores y señoras de la oligarquía que hoy tienen el poder total del estado. Divididos los de abajo los de arriba siempre impondrán su avarienta voluntad. Tú lo dijiste: “…y si la lucha del pueblo se dispersa no habrá victoria popular en el combate.”

Hermano mío, es todo por el momento, te seguiré contando. Fervoroso abrazo.

 

¡Amando Venceremos!

Julián Conrado

Carta de Julián Conrado tras su liberación: “Unidos en el amor hemos vencido”

9 de enero de 2014. Caracas.

 

Épale, hermanas y hermanos míos, hoy es un hermoso día de fiesta para la vida. La inconmesurable fuerza del amor, que es la mismita de la dignidad, ha logrado, por fin, abrir la puerta de la jaula donde mantenían prisionero, físicamente, a un pájaro cantor de la verdad.

 

Moralmente más fino, con el corazón siempre henchido de alegría, este pájaro cantor de los pobres de la tierra seguirá atizando con su canto la lucha por la igualdad social., única posibilidad real de paz para la humanidad. Nada ni nadie, ni ahora ni nunca, podrá callar la canción que en las propias entrañas de los pueblos es donde suele florecer. Como ya he militado, uno por uno, en todos los movimientos revolucionarios habidos y por haber, ahora estoy inventando hacerlo en todos juntos a la vez, es decir pienso servirle a todos, ayudando modestamente, en lo único que, para lograr la paz con justicia y amor, sirve a todos: la unión de todos y, por supuesto, la unión de todos con los oprimidos. A eso obliga la vida misma. Quien se oponga a la unión se opone a la revolución: ¡Mas va!. Hermanas y hermanos de Venezuela y de tantos pueblos del mundo que me brindaron solidaridad, con el alma encarnavalada por mi libertad, les doy un fervoroso abrazo de infinito agradecimiento.

 

Les cuento algo. Pero eso sí, que quede entre nosotros. El día de mi captura, alguien, poniéndome una pistola en la sien me gritó: “¡Vamos a ver si Chávez te va a salvar!”. Hoy dibujando al Comandante, con una sonrisa de cariño eterno, le digo a ese fulano: mi amigo, el Arañero de Sabaneta, no me falló.

 

No sé ustedes, pero yo, para festejar me voy a zampar un tremendo trago de penca de cocuy que, como quien no quiere y queriendo, me llegó por cuenta de mi hermano Alí Primera… ¡Salud hermanas y hermanos del internacionalismo solidario, va por ustedes y este gran triunfo de la irreverencia popular!

 

Unidos en el amor hemos vencido y siempre, pero siempre, siempre…

 

¡AMANDO VENCEREMOS! 

Julián Conrado

Etiquetado , , , , , , , , ,

Julián Conrado responde misiva del Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia

Carraca de Caracas

En memoria del eterno guerrillero heroico

Hermanos y Hermanas del Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia (MBNC):

Gracias por la carta con el saludo solidario que han hecho llegar hasta mi prisión. Tronco de alegría me causó esa nota tan bella. Les hondeo un caluroso abrazo con sabor Caribe y amor de Humanidad.

Efectivamente, tengo una guitarra, un cuatro y unas maracas que he recibido de parte de la cantoría del pueblo venezolano, que no me ha abandonado un solo instante. Sigo componiendo y cantando con más animo que nunca por la construcción de ese mundo en Paz con Justicia y Amor, que es el gran sueño y empeño revolucionario. Es por lo único que en esta época terrible de caos capitalista, vale la pena vivir y luchar: La igualdad social. Que cada quien luche de acuerdo con su vocación y capacidades, pero que lo haga: cantando, pintando, teatreando, poesiando, titiriteando, danzando, cuenteando, fabuleando, musiqueando, noveleando, maromeando, humoreando, discurseando y hasta disparando si es que los reyes del Capital no nos dejan otra opción de alcanzar una vida verdaderamente feliz para todas y todos.

Hermanas y hermanos, cuanto me alegra saber que el MBNC, crece y se fortalece. Ojala este sucediendo con las demás organizaciones patrióticas y revolucionarias del pueblo colombiano.

Por medio de algunos medios, medio me he estado informando de los diálogos entre el gobierno y el movimiento armado. Que bueno fuera que se lograra parar, por lo menos, la guerra de los tiros. También he observado las grandes movilizaciones populares que vienen ocurriendo en todo el territorio nacional. Es que la gravedad de la crisis política, económica, social, ecológica, etc, etc y etc… no da para menos…

Mi mayor preocupación sigue siendo (y en eso si soy reiterativo) es el problema de la estúpida división de los distintos sectores que buscan el cambio. Esa división ha sido la gran embarrada estratégica que nos ha impedido triunfar… ¡Que pena tan grande!.

Hace 200 años, Bolívar dijo a Nariño: “No me parece propio retardar el establecimiento de un centro de poder”… ¡200 años!

Siendo la libertad y la felicidad del Pueblo el objetivo supremo de la lucha ¿cuál es la razón para seguir pendejamente divididos? ¿Puede llamarse revolucionaria o patriótica una organización, movimiento o grupo que no mire mas allá de su beneficio o lucha particular? ¿A que santo hay que pedirle para que se consolide la unión, como nos rogó Bolívar?

La lucha revolucionaria es para servirle de todo corazón al pueblo, a los pobres. Para pavonearse están las pasarelas de los reinados de belleza burguesa.

Son algunas reflexiones que he querido compartir honestamente con ustedes, que son mis hermanas y hermanos del alma.

De mi situación particular les comento que moralmente me siento fino; ni la cárcel ni la misma muerte podrá apagar jamás el fuego de mi amor por el pueblo.

Digo como el poeta del pueblo español, Miguel Hernández:

“Yo nací de la tierra, si yo he nacido de un vientre

desdichado y con pobreza, no fue sino para hacerme

ruiseñor de las desdichas, eco de la mala suerte,

y cantar y repetir a quien escucharme debe

cuanto apenas, cuanto a pobres, cuanto a tierra se refiere.”

 

Y porque me siento libremente enjaulado, sigo alzado en canto: aleteando por sierras y llanos, mares y montañas, calles, caminos, veredas y barrios populares.

Hermanas y hermanos míos, otro fervoroso abrazo, los amo de corazón…

¡Pa` lante!

¡VIVA LA UNION DE LOS OPRIMIDOS CONTRA LOS OPRESORES!

¡AMANDO VENCEREMOS!

Julián Conrado

Julián Conrado: Viva el paro nacional en Colombia (+Carta)

La carraca de Caracas, 25 de agosto de 2013

¡Pueblo colombiano, amado pueblo mío!

Mirándote hoy en los caminos, las calles y las plazas, alzado en dignidad, reclamando con valentía los derechos que durante siglos nos han sido arrebatados, siento mi alma y mi corazón de cantor por la paz con justicia y amor, brincando y saltando de sublime alegría revolucionaria.

Si cuaja la unidad de todos los sectores honestos de la nación seremos invencibles y tendremos, en un futuro no muy lejano, una Colombia bonita, libre y feliz; una Colombia donde todas y todos tengamos asegurados el disfrute de alimentación digna, vivienda digna, vestido y calzado dignos, salud, educación y recreación dignas, trabajo y descanso dignos… Vida digna y en armonía con la madre naturaleza.

¡Adelante pueblo hermoso, no desmayes!

Nuestra casta no permite cadenas, ya rompimos las del imperio español, las que ahora nos atan, tan oprobiosas como aquellas, también las vamos a romper. Que nadie lo dude.

Pueblo mío: desde mi jaula de acero y cemento, trinchera de versos insurrectos, te mando un fervoroso abrazo de aliento para continuar hasta la victoria final.

¡Viva el paro nacional!

¡Viva la unión de los oprimidos contra los opresores!

 

¡Viva la paz con justicia y amor!

 

¡Amando Venceremos!

 

Julián Conrado

Etiquetado , , , , , , , , ,

Julián Conrado: Una crítica objetiva, constructiva y amorosa hermanas y hermanos de TELESUR, VTV y demás del SiBCI

Siento un cariño muy bonito por todas y todos. Les mando un bolivariano y aliprimeriano abrazo.

Acá, en la jaula de acero y cemento donde hace más de dos años me tienen prisionero por cantar las verdades de mi pueblo explotado y oprimido por el capital, sigo su programación.

Como patriota y revolucionarios nuestroamericano que soy, me causa extrañeza y profundo dolor que, durante todo este tiempo, la verdad de la noticia de mi cautiverio haya sido escondida, con una que otra honrosa excepción, por los propios medios de comunicación del Poder Popular.

No solo a mí, a muchísimas personas en el mundo les preocupa la forma tan misteriosa como le llegan a los pueblos la información sobre la injusticia que se está cometiendo contra uno de sus cantores. La gente se pregunta ¿Por qué tanto misterio?

Bolívar nunca vio con buenos ojos el trabajo realizado “a la sombra del misterio”, así se lo dijo a Páez.

¿Cuál es la diferencia entre repetir mil veces una mentira para convertirla en verdad y silenciar mil veces una verdad para convertirla en mentira?

Para quien tiene vergüenza, que es por donde comienza la moral, es un insulto que alguien pretenda hacerle callar lo que su conciencia no permite que calle. José Martí, para protegernos del mal del deshonor, nos enseñó la oración de la dignidad: “El verdadero hombre no pregunta de qué lado le va mejor sino de qué lado está el deber”.

La esencia del verdadero periodismo y primer deber de quien lo profesa es comunicar la verdad, fue por esconderla que Caín perdió el año y no se pudo graduar.

Por amor a la verdad murió Jesús, el Che, Chávez y tantas y tantos otros amorosos.

Hermanas y hermanos periodistas, la ética de tan bella profesión les obliga a informar que un cantor de los pobres de la tierra, que vino en busca de asilo político a la República Bolivariana de Venezuela se encuentra ilegal e ilegítimamente prisionero y corre el peligro de ser extraditado hacia la tortura y la muerte. También es bueno informar que el internacionalismo solidario ha alzado su voz exigiendo que, como corresponde en derecho, le devuelvan la libertad y concedan dicho asilo.

Hermanas y hermanos, mi canto al igual que el de Alí Primera, es por la paz con justicia y amor y su norte es el Sur… y la humanidad entera.

¡AMANDO VENCEREMOS!

Julián Conrado

Etiquetado , , , , , , , , , ,

Julián Conrado al movimiento estudiantil universitario de Colombia y el Mundo

Murales en la Universidad de Bogotá

 

“La unión debe salvarnos, cómo nos destruiría la división…”

Simón Bolívar

 

 

Hermanas y hermanos del movimiento estudiantil universitario de mí sufrida Patria colombiana y del mundo: Desde mi carraca en Caracas, les mando un abrazo libre.

Se dirige a ustedes alguien que no permite dejarse esclavizar por la ambición personal de riquezas materiales, alguien que no ambiciona cargos o puestos de dirección, ni charreteras y otros perendengues por el estilo.

Como bolivariano de corazón y convicción he ido aprendiendo a ser, pienso, ante lo primero, que “la fortuna es nada delante de la virtud” y ante lo segundo, que lo importante en la lucha que se libra por tener una Patria libre y feliz, “está en servir bien y no en mandar”. Toda mi vida de canciones tiene como única causa el amor por la humanidad, la que solo podrá ser verdaderamente humana cuando florezca la igualdad social.

Soy uno de los tantos hijos del pueblo a quien por atreverse a cantar la verdad, la oligarquía colombiana le cerró las puertas de los colegios y declaró objetivo militar. Afortunadamente para tranquilidad de mi conciencia, también soy de los que están de acuerdo con que “la tiranía que mata todos los derechos no cría sino un deber: el de combatirla”.

Un grupo de compañeras y compañeros universitarios de mi tierra, me ha pedido que les dirija unas palabras y ese es el motivo de esta carta:

Entendiendo que la dignidad no es otra cosa que pensar y actuar siempre con grandeza, comienzo a decirles que, como todo lo que a uno le sobra es lo que al otro le falta, quien ambiciona más de lo dignamente necesario para vivir, vivirá en la indignidad. ¿Cuál es la grandeza de esas cuatro familias que ahora monopolizan millones de hectáreas de las mejores tierras, mientras millones de personas no tienen ni un pedacito donde caer muertas?

Hoy, ante los ojos del mundo entero, para complacer a sus amos capitalistas, la policía y el ejército oficial de Colombia ha vuelto sus armas contra su propio pueblo y asesinan cobardemente a los campesinos del Catatumbo, precisamente por eso, por reclamar su derecho a un pedazo de tierra donde trabajar para ganarse el pan de la vida.

Es muy común escuchar decir: “estudia para que seas alguien en la vida” pues bien, ese “ser alguien en la vida”, por lo general, no significa más que coronar una profesión que produzca dinero, dinero y más dinero para tener el poder de comprar casas de lujo, carros de lujo, haciendas de lujo, vestidos y calzados de lujo, joyas de lujo, licores de lujo, en fin: ser un esclavo del Capital, pero eso sí: ¡UN ESCLAVO DE LUJO!.

No por ostentar un título que proporciones dinero se es más bello. Se pueden tener muchos títulos y ganar mucho dinero, pero preñada la conciencia de egoísmo, codicia, corrupción, deslealtad, hipocresía, odio y mentira, no será posible salir de la más horrorosa de las miserias: la miseria humana.

Un estudiante consiente y consecuente con su ser de humanidad, más que procurar conocimientos y habilidades como médico, químico, ingeniero, arquitecto, físico o matemático, debe procurar sembrarse el alma y el corazón de solidaridad honestidad, sinceridad, lealtad, sencillez, gratitud, amistad amor por el Pueblo y por la Patria, amor por sí mismo, no aspirar a parecer humano, sino ser verdaderamente humano: ¡Hermosamente humano!

No se trata de moral sin luces ni de luces sin moral, se trata de MORAL Y LUCES, eso es lo que se llama bolivarear de verdad, verdad.

Hermanas y hermanos universitarios y estudiantes en general: Hoy  que nuestra amada Patria colombiana se haya mortalmente herida por la voracidad del Capital, es deber supremo de todas y todos los patriotas hacer cualquier sacrificio necesario para salvarla. Claro, no podrán los estudiantes solos, ni los educadores solos, ni los campesinos solos, ni los obreros solos, ni los afrocolmbianos solos, ni los desempleados solos, ni los desplazados-despojados solos, ni los artistas solos, ni los intelectuales solos, ni Colombianos y Colombianas por la Paz solos, ni el Partido Comunista de Colombia solo, ni el MOIR solo, ni las FARC-EP solas, ni el ELN solo… ni Mandraque solo…

¿Queremos una Patria Libre y en Paz con Justicia y Amor?

NO DISCUTAMOS MÁS SOBRE LA UNIDAD, ¡UNAMOSNOS Y SEREMOS INVENSIBLES!

¡AMANDO VENCEREMOS!

 

 

Julián Conrado

Etiquetado , , , , , , , , , , , , ,

Esta es la solicitud de Asilo hecha por Julián Conrado que lleva 2 años sin respuesta (+Foto)

ESTA SOLICITUD FORMAL DE ASILO O REFUGIO, HECHA POR JULIÁN CONRADO, FUE REALIZADA EN LA TAPA DE UN LIBRO DE SIMÓN BOLÍVAR, QUE FUE SACADA DE LA DIVISIÓN DE INTELIGENCIA MILITAR, GRACIAS A LA COLABORACIÓN DE MILITARES BOLIVARIANOS, GUÍADOS POR LOS VALORES DE LOS MISMOS QUE LLEVARON LA CARTA DEL COMANDANTE CHÁVEZ, DE TURIAMO A TODA VENEZUELA AQUÉL TERRIBLE 12 DE ABRIL DEL 2002.

LA CARTA FUE REALIZADA, Y AVALADA POR SUS HUELLAS DÁCTILARES, EL 20 DE JULIO DEL 2011.

ESTAMOS PRÓXIMOS A CUMPLIR DOS AÑOS DE DICHA SOLICITUD, AÚN SIN RESPUESTA, NI POR LAS AUTORIDADES DEL PODER EJECUTIVO VENEZOLANO (CANCILLERÍA, NI LA COMISIÓN NACIONAL PARA LOS REFUGIADOS Y REFUGIADAS DE VENEZUELA), NI POR LAS AUTORIDADES DE ACNUR (COMITÉ PARA LOS REFUGIADOS DE LA ONU).

RECORDEMOS QUÉ PLANTEÁBAMOS EN AQUEL MOMENTO:

Sigue leyendo

Etiquetado , , , , , , , , , , , , ,

Julián Conrado le escribe a los pueblo del mundo a 2 años de su ilegal presidio

La Carraca de Caracas

31 de mayo de 2013-05-31

LA SOLIDARIDAD ES MI CERTEZA

Hermanas y hermanos con la causa por mi libertad y asilo político:

Un abrazo de corazón; ahora recuerdo los nombres de James Petras, Anita Leocadia Prestes, Ivan Pinheiro, Istvan Mezaros, Jean Salem, Néstor Kohan, John Catalinotto, Henri Alleg, Teresa Forcades, Luis Brito García, Vladimir Acosta, Hindu Anderi, Lil Rodríguez… bueno, son muchísimas las personas de los pueblos del mundo, así como organizaciones políticas, sociales, culturales, religiosas y defensoras de los Derechos Humanos, entre la que se encuentra FUNDALATIN, a quienes tengo que agradecer su voz de aliento moral.

Mi soledad de preso se hace menos dura gracias a esa solidaridad.

Este 31 de mayo se cumplen dos años de mi ilegal e ilegitima captura en la República Bolivariana de Venezuela. No se explica el por qué, si ya la Fiscal General de la nación, Dr. Luisa Ortega Díaz, manifestó que mi extradición no es procedente, no se ha procedido aún con mi libertad y asilo como corresponde en derecho. El propio Comandante, el gigante Hugo Chávez, expresó que, así como el gobierno colombiano otorgo asilo a Pedro Carmona Estanga, el gobierno venezolano también podía, en ejercicio de su soberanía, hacerlo conmigo.

En otros tiempos Venezuela, en cumplimiento de sus leyes, tratados y acuerdos internacionales con que está comprometida, dio asilo a perseguidas y perseguidos políticos de otros países… Aunque yo, en verdad más que un perseguido político, soy un perseguido cantor, como Alí Primera, Víctor Jara, Benjo Cruz, Carlos Puebla, Mercedes Sosa; y también Silvio Rodríguez, Vicente Feliú, Gerardo Alfonso, Daniel Viglietti, Gloria Martín, Carlos Ruíz, Lilia Vera, La Chiche Manaure, Amaranta Pérez y tantas, y tantos que hemos tenido el valor de cantar verdades de nuestros pueblos.

Desde mi encierro, en esta jaula de acero y cemento, que no merece ningún cantor de los pobres de la tierra, pido al Bravo Pueblo venezolano y a todos sus poderes, me devuelvan mi libertad y concedan el asilo, es decir, que se actúe en consecuencia con la estricta justicia y los principios revolucionarios, socialistas y bolivarianos. La Patria de Simón Bolívar, Alí Primera y Hugo Chávez, no puede ni debe continuar sirviendo de prisión para quienes, como yo, hemos dedicado toda la vida, a cambio de nada personal, a la lucha por la más bella y noble de las causas humanas: La igualdad social, única posibilidad real de alcanzar la verdadera Paz.

La V República, la Venezuela nueva, la Patria Buena, jamás, pero jamás de los jamases, puede ni debe entrar en la historia del funesto Plan Cóndor revivido. Sería el más ignominioso disparate que pudiera ocurrir en este esperanzador cambio de época que se vive en Nuestra América: algo es lo que es, gracias a su calidad y si pierde su calidad, deja de ser lo que es.

Hermanas y Hermanos solidarios de todos los países, su solidaridad es mi certeza, solo ella puede impedir que no calle el cantor.

Reitero: pase lo que pase, nunca renunciaré, jamás, a mis ideales de Paz con Justicia y Amor. “Que en cualquier lugar donde me sorprenda la muerte” moriré como el carpintero de Nazaret, cantando la verdad…

¡Soy todo agradecimiento, otro fervoroso abrazo!

¡AMANDO VENCEREMOS!

Julián Conrado

PD de Don Quijote: “Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas, porque no es posible que el mal y el bien sean durables, y de aquí se sigue, que habiendo durado mucho el mal, el bien esta ya cerca”

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Julián Conrado: La verdad Aporrea y Aporrea es la verdad

Mayo 2013

La carraca de caracas

La verdad Aporrea y Aporrea es la verdad.

 

Hermanos y hermanas de Aporrea: Con motivo de su cumpleaños número once les envió, desde mi prisión, trinchera de versos libertarios, un caluroso abrazo y felicitaciones por tan valerosa labor en pro de la verdad.

Contar con una tribuna, como aporrea, donde la verdad se puede expresar sin tapujos es un gran logro en la lucha por la salvación de nuestro planeta tierra y la liberación de la humanidad de la esclavitud capitalista.

Nada aporrea tan fuerte a los enemigos de la paz con justicia y amor, como la verdad. Solo a partir de la verdad podemos, quienes suspiramos por tan bello y noble ideal, lograr una real comunicación, base fundamental para poder organizarnos y luchar unidos, con fuerza. La mentira incomunica y, por supuesto, nos divide y debilita.

La verdad es el arma principal de la revolución y aporrea es la verdad, hay que buscarla, decirla y defenderla cueste lo que cueste.

Particularmente les agradezco, de todo corazón su solidaridad conmigo en la causa por mi libertad y asilo político.

Para festejar el cumpleaños los invito a escuchar mi canción “Señor Periodista”

¡Amando Venceremos!

Julián Conrado.

…“Esta es para decirle señor periodista

Respecto a lo que dicen sus noticias

Si levantarse contra la injusticia

Es terrorismo yo soy terrorista.

Señor periodista entre comillas

Váyase ¡AL CARAJO! Con sus mentiras

Si no sabe que significa dignidad

Quede se alla en su charca de inmoralidad

Si no tiene el valor de un patriota verdadero

Gallina vieja busque el gallinero porque un

Periodista de verdad, verdad la verdad

Es que siempre dice la verdad”.

Etiquetado , , , , , , , , , ,

Julián Conrado: Para Jerònimo Carrera desde mi Carraca

Un corazón solidario ha dejado de latir: el corazón del gran maestro de la lucha por la libertad y felicidad de los pobres de la tierra Jerónimo Carrera. Para él estos versos:

 

Con la siembra del siempre camarada Jerónimo Carrera

 

Quien por esta vida rueda

rodando sin son ni ton

quien solo es hueso y tendón

muere y nada bueno deja.

Pero aquel que se la juega

por su pueblo con valor

si acontece lo peor

deja la herencia más bella.

Antorcha de luz infinita son

quienes por su pueblo se sacrifican

quien con tanta claridad no mira,

es porque no quiere mirar.

 

Camarada Jerónimo: Gracias por tu solidaridad incondicional conmigo, en la lucha por mi libertad y asilo político.

Seguiré tu huella de amorosa luz verdaderamente Comunista.

¡Amando Venceremos!

Julián Conrado

Etiquetado , , , , , , , , ,

Julián Conrado le escribe al Comandante eterno Hugo Chávez al primer mes de su siembra: “Desde el Cuartel de la Montaña”

Chávez el Gran Maestro

La burguesía festejo…

Yo pensé de ésta manera…

Nunca es tan bello el amor…

Como cuando el festeja.

 

Festejo Henrique Capriles…

María Corina Machado…

Dos venenosos reptiles…

Del yanqui domesticados.

 

Y un pajarito…

Paso volando…

Aliprimeriando…

Este versito:

El odio ciega…

Quien no lo sabe…

No ve que Chávez…

Mas vivo queda…

No ve que Chávez…

Mas alto vuela!!!

 

Para el pueblo no murió…

Porque murió por la vida…

Simplemente se mudo…

Vive al lado de Bolívar.

 

Desde El Cuartel de la Montaña…

En el 23 de Enero…

Vigila y nos acompaña…

Grita: ¡Amando Venceremos!

 

Y un pajarito…

Paso volando…

Aliprimeriando…

Este versito:

El odio ciega…

Quien no lo sabe…

No ve que Chávez…

Mas vivo queda…

No ve que Chávez…

Mas alto vuela!!!

 

Julián Conrado

Etiquetado , , , , , , , , ,

Alí Primera, un canto de fuego eternamente necesario

“… Quienes descalifican a Julián, lo hicieron contra Alí,

lo hacen contra Hugo Chávez


y lo seguirán haciendo contra el pueblo.

Esta batalla es entre los hijos de Bolívar

y los del Santanderismo…

Por él su Libertad y Asilo.”

Alí Manaure.

Cuantas canciones llegan y pasan como si nada, canciones espiritualmente sin ton ni son, canciones huecas. Canciones que por ahí si acaso, llenaran algún bolsillo de mugrosas monedas, pero que dejan el alma y el corazón, más pobre que como lo encontraron. Son canciones que no son canciones, pues, la canción para que sea canción verdadera debe, además de distraer y divertir, ser una propuesta de vida en armonía, debe ser fuego que alimente los pueblos dándole fuerza y coraje en el trabajo y la lucha por la libertad.

Canción como la de Alí Primera, que es canción valiente, esa si es canción de verdad. Los años pasan y pasan y ella, como dijera Víctor Jara, siempre es canción nueva.

Hoy, 28 años después de la muerte física del Cantor Alí Primera, esa canción anda por los caminos y calles de Venezuela y de otros países Nuestroamericanos, en batalla frontal contra la dominación capitalista y por la construcción del socialismo, es decir, en combate contra el Imperialismo, la oligarquía y el oportunismo

Yo soy del pensar que por su contenido y forma, el nombre completo del proceso liberador que adelanta Venezuela es: Revolución Bolivariana y Aliprimeriana; que tan necesaria es la espada de Simón como la canción de Alí.

No es casual que el Bravo Pueblo venezolano, empezando por nuestro amado hermano Hugo Chávez, en todo momento y lugar de combate, con el mismo ardor que levanta la espada de nuestro padre Libertador, cante una canción de nuestro Padre Cantor, es que son dos armas distintas con una sola esencia verdadera: Paz con Justicia y Amor.

¡AMANDO VENCEREMOS!

Julián Conrado: Jóvenes, construyamos verdaderamente, la unidad bolivariana

La Carraca de Caracas.

 

Hermanas y Hermanos del Movimiento Juvenil Bolivariano de Colombia:

Desde mi prisión, trinchera de dignidad, les mando un amoroso y combativo abrazo.

Me alegra saber que mi canto anda por las Comunas de Medellín, de corazón en corazón, avivando el fuego de la lucha por la liberación nacional y el Socialismo; así, también me dicen, anda por otros lugares de Colombia, Nuestra América y el mundo. Esa es la razón de ser del canto popular necesario: “Combatir contra cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo”. Es un honor que entre las canciones que acompañan sus combates estén las mías: Aspiro causen la mayor cantidad de bajas ideológicas a los enemigos de la Paz con Justicia y Amor. Sepan que mientras viva, no dejaré de componer y cantar versos de vitamina bolivariana.

Les cuento que acabo de terminar una canción donde me refiero, nuevamente, al tema de la unidad del movimiento revolucionario, que ha sido desde cuando comencé a dar mis primeros pininos revolucionarios, una de mis mayores preocupaciones. Es que los revolucionarios colombianos llevamos años y años y años buscando la unidad y no hemos sido capaces de dar con ella. Yo soy del pensar que una lucha revolucionaria solo puede empezar, en serio, cuando se resuelva este problema de carácter estratégico, es decir, que la lucha revolucionaria en Colombia, con posibilidades reales para tomarnos el poder, no ha empezado aún. Es cierto que quienes nos esforzamos con el anhelo profundo de construir una nueva Colombia, somos la gran mayoría del Pueblo, pero debemos ser conscientes que mientras lo hagamos divididos, serán esfuerzos y sacrificios inútiles, todo se nos irá a cada uno por su lado, en tristes deseos. Con ser la mayoría alcanzamos, apenas, a resolver el problema de la cantidad, más no el problema de la calidad necesaria para vencer y esto lo resuelve, únicamente, la unidad.

Sin la unidad, Simón Bolívar cabalga incompleto y su espada pierde efectividad: La práctica realidad hasta ahora es el criterio de la verdad.

Jóvenes bolivarianos: ¡Vamos hacernos fuertes! ¡Vamos a bolivarear en serio!

Desde las bases de las tantas organizaciones de nuestro pueblo, podemos y debemos exigirle a nuestros máximos dirigentes que, además de deseo, le pongan de una vez por todas, voluntad a la búsqueda de acuerdos políticos que permitan concretar dichosa UNIDAD, de todas y todos los que verdaderamente suspiramos con agonía, por la Paz con Justicia y Amor.

¡Es importante dialogar con el Gobierno, pero que dialoguemos entre nosotros mismos, como hermanos que somos, es lo imprescindible!

¡Ya no falta más sangre, más pobreza, más despojo para que nosotros, los del pueblo, impongamos el gobierno que más nos convenga, solo falta, la Unidad amorosa y combativa!

¡Eliminemos el egoísmo y los tontos orgullos!

¡Expulsemos al burgués que llevamos por dentro!

¡Por la Patria y por el Pueblo: Apliquemos el decreto de Guerra a Muerte contra la división que nos está matando!

 

¡AMANDO VENCEREMOS!

 

Julián Conrado

Etiquetado , , , , , , , , , , , , ,

¡¡¡Julián Conrado nos escribe, salió a ver el sol…!!!

Julián Conrado, el cantor del pueblo colombiano, nos escribe desde La Carraca de la DGIM, en Caracas, donde está injustamente e ilegalmente detenido, para así intentar entregarlo al gobierno fascista de Santos, para la tortura y la muerte, o su re-extradición a EEUU para el cobro de la recompensa de 2.5 millones de dólares, y otro tanto -pero en pesos-, por parte del gobierno colombiano.

A Julián Conrado se le limita abusivamente, el acceso a luz solar y atención médica:

“Panitas, hoy salí al sol y, como siempre, me puse a cantar. Ya tengo un público en las alturas… si, en las alturas de los andamios de los edificios vecinos, miro como gozan con mi canto los obreros de la construcción!

¡Amando Venceremos!”

Puede ser imaginario, pero pudo suceder: Carta de Alí Primera a Julián Conrado

Shhhh… bajiiito…

Dicen, que “puede ser imaginario, pero pudo suceder…”

Dicen, que a un soldado bolivariano de la División General de Inteligencia Militar, llego a sus manos una carta, remitida desde el Paisaje de la Rebeldía para Julián Conrado, una voz, que aunque este enrejada y amurallada, llega a los oídos de quienes aman y han vencido a la muerte…

Esa carta es de Alí Primera, cantor del pueblo venezolano…

Dicen, que al oído del soldado, solo se escucho un susurro que decía: “Dios te bendiga, Bolívar y Lenin te guíen…”

Dicen, que esta es la carta…

Paisaje de Rebeldía

31 del octubre de 2012

 

Camarada y hermano Julián Conrado:

Ante todo mi amoroso abrazo solidario.

El lagrimear de las Cumaraguas, se ha quedado pequeño ante mi propio lagrimear, que es el lagrimear del Pueblo.

Que te tengan prisionero en mi Patria, la Patria de Bolívar, hoy cuando de lo que se trata es de darle caminos de dignidad, me hace sentir que me cortan a tiritas el alma y el corazón de mi canto.

¡Así no aligeramos la carga, así no ayudamos que sea más humana la humanidad!

¿Será que no sirve mi canción para que se enciendan ciertas almas?

¡Queme entonces mi guitarra, pero que crezca la llama!

Coño… que pena con todas y todos los que en este mundo, han muerto por la Vida…

Yo pensaba que este 31 de octubre iba a festejar mi cumpleaños bajo un cielo despejado. Ya le había dicho a Mama Pancha que preparara suficiente mazamorra porque había invitado a todos los cantores y demás artistas de la Comuna “Che Guevara”, pero que va, esta parranda está incompleta… que fiesta ni que fiesta ¿Qué parranda de alegría puede haber con un cantor del Pueblo encarcelado?

Siento que solo puedo cantar mi Canción en Dolor Mayor…

Pienso, y esto lo digo sin que me quede nada por dentro, que si no nos hacemos una verdadera autocritica, es decir, una autocritica que signifique corregir en la práctica nuestro mal comportamiento, Bolívar, nuestro Padre Libertador, se va a poner muy caliente; díganmelo a mí, yo, que tanto lo conozco.

¿Por qué te tienen en prisión? ¿Por qué para que no se caiga el corazón del Pueblo en la lucha por la conquista de la Paz con Justicia y Amor, lo sostienes con tu canto?

Yo siempre he dicho que es mejor perder el habla que dejar de hablar ¡Sigue echando tu palabra Panita, contra quien sea, como sea y de una vez! ¡Pase lo que pase, siempre sea Justa!

¿Qué por qué te fuiste a las montañas guerrilleras? Yo siempre he dicho: no basta rezar.

¿Qué significado tiene entonces el hacha de Guaicaipuro y Tamanaco, el machete de José Leonardo y Andresote ó la espada de Bolívar y Sucre?

Yo haría lo mismo que tu. Es más, cuando tuve que hacerlo, también participe en las guerrillas urbanas en Caracas cuando acribillaban a balazos la palabra y hasta la Vida misma, como en nuestra hermana Colombia. También le cantamos al Salvador, Guatemala, a Cuba y Nicaragua y su resistencia guerrillera.

En mi Canción para los Valientes lo digo clarito:

“Deme un fusil compañero

Que me duele la garganta

Y yo se que pa mas luego

No servirán las guitarras…”

Hoy al pueblo colombiano le toca enfrentar la más cruel tiranía, el más criminal terrorismo de Estado y el pueblo venezolano es hermano del pueblo colombiano, NO del Bachaco Fundilluo.

Pero, déjame ver que hago, yo se que al Comandante, que es mi pana desde la época que era el arañero y yo un limpiabotas , le gustan mis canciones y se las pasa cantando, y pues, si les gustan las mías, también le gustan las tuyas: ambas están cortadas con la misma tijera de Rabia y Ternura.

Así es que con la misma camisa roja y los zapatos de mi conciencia que tenia para la fiesta, que ya no se podrá realizar, me voy pa Miraflores a exigir que ABRAN LA PUERTA, pues: Siempre que triunfa la Vida, pierde espacio la amargura.

¡Pa`lante panita, sigamos cantando y cantando hasta que la vida se nos vuelva un cantar y nuestro combate una sola canción!

Afortunadamente en Colombia, como que comienza a oler a Paz… a mangos de Mayo.

Mi consigna también es el AMOR.

¡Amando Venceremos!

Alí Primera

 

PD: Te guardo un guamazo e Cocuy y aguita dulce del cerro, pa cuando me visites en Paraguaná… allá te dejo a mis hermanos e hijos cantores…

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , ,

Julián Conrado sobre la Mesa de diálogo: Fundamos los fusiles para hacerles columpios a los niños

Yo he entregado toda mi vida de canciones al servicio de la lucha por la Paz con Justicia Social

Es demasiado pequeño mi calabozo para que quepa toda la alegría que derrama mi corazón por los nuevos diálogos de Paz que han abierto entre quienes hoy gobiernan en Colombia y las FARC- Ejército del Pueblo.

Yo, que he entregado toda mi vida de canciones al servicio de la lucha por la Paz con Justicia Social para mi país, desde mi encierro físico en la República Bolivariana de Venezuela, hago fuerza para que todo salga bien y que ojalá mi pueblo no vuelva a ser burlado, engañado y traicionado como ha venido sucediendo desde los tiempos de Galán el Comunero.

El mundo entero sabe, que los diálogos de la Uribe, por ejemplo, no fueron más que una trampa del Imperialismo norteamericano y la oligarquía colombiana para asesinar cobardemente a los líderes populares, patrióticos y revolucionarios. Así exterminaron a sangre y fuego a la Unión Patriótica, organización política que floreció para la Paz en medio de aquel proceso. 5000 hermosas vidas de nuestro pueblo nos arrebataron los enemigos descarados de la Paz; y no fueron más porque muchas y muchos buscaron refugios en otros países, y otras y otros, como en el caso mío que fui militante de esta organización, no tuvimos más opción que marcharnos a las montañas guerrilleras. Pero yo me fui sin perder jamás la fe de ver hecho realidad un sueño que luego se me volvió canción:

“Anoche soñé con un mundo humano sin rencor

Que pesar tener que despertar de ese sueño tan lindo

Como ya no existía oprimido, tampoco opresor

Fundían los fusiles para hacerle columpios a los niños”

No es fácil bajo la dictadura del mercado y el dinero que hoy impera en el mundo, lograr la Paz. La guerra, terrible negocio de la muerte, es de los EEUU. Hay que ver el monumental presupuesto militar con que cuentan.

Afortunadamente para la humanidad, cada vez somos más quienes con honestidad amorosa, nos colocamos de la fuerza de la razón, la razón de la vida y así oponernos con dignidad, a la fuerza destructora del Capital.

Me siento lleno de optimismo. No es que de lograrse el fin de la confrontación armada esto signifique, en si, la Paz con Justicia Social, pero, qué bueno que se creen las condiciones para que quienes soñamos con esa, que es la verdadera Paz, podamos continuar por caminos distintos a lo de la muerte.

¡Cese entonces, el Terrorismo de Estado!

Hoy, como siempre, mi corazón al igual que el de John Lennon, canta:

“Imagina toda la gente viviendo la vida en Paz…

Imagina que no hay posesiones

Imagina toda la gente, compartiendo el mundo

Puedes decir que soy un soñador, no soy el único…”

¡VIVA LA PAZ CON JUSTICIA Y AMOR!

¡AMANDO VENCEREMOS!

Bolivariana y Aliprimerianamente…

 

Julián Conrado

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

POR QUÉ ME LLAMO JULIÁN CONRADO (+Video)

Solidaridad con Julián Conrado desde Galicia

Carraca de Caracas

Agosto 2012

 

Una tarde de 1982, en Cartagena de Indias, durante un ensayo del grupo musical dirigido por Mariano Pérez, del cual era yo su vocalista, se presentó un joven de agradable trato; nos dijo ser estudiante de medicina de la Universidad de Cartagena, que también era compositor y quería que le escucháramos algunas de sus canciones, pues estaba interesado en que incluyéramos, así fuera una, en el repertorio de nuestra próxima grabación. El joven dijo llamarse Julián Conrado David.

Para esa época Mariano y yo habíamos grabado para la casa disquera “Codiscos” un L.P. titulado “El Nuevo Rey Sabanero”, que tuvo amplia difusión y acogida por el público, especialmente, de la costa norte colombiana donde, para ese entonces, se escuchaba más la música de acordeón. Así que muchos de los nuevos compositores nos buscaban para que interpretáramos sus canciones. Total es que luego del ensayo, mientras nos refrescábamos tomándonos unas cervezas bien frías, Julián tomó la guitarra y se echó a cantar:

“Yo sentí en mi corazón

Un intenso palpitar

Y al no comprender la razón

Hasta me llegué a asustar.

Como no le encontraba explicación

A esto que me estaba pasando a mi

Por poquito voy a donde el doctor

Porque pensaba que me iba a morir…”

 

Julián fue aplaudido con alborozo por el grupo de parranderos entre los que alcanzo a recordar a los beisbolistas Bartolo Gaviria, Abel Leal y Rafael Miranda, a los locutores Pedro Pérez Barrios, Oswaldo Jiménez, Mike Viloria y Miguel Lara, los folcloristas Devaloy Acuña y Feliz Megía, los músicos Adelcio Medina, Enrique Bosa, Rafa Estapanía, Julio Rocar, Ramón Pescao y Pacho Pérez, entre otros; además de los vecinos que habitualmente se congregaban para observar los ensayos. Los aplausos significaban que la canción quedaba aprobada para ser incluida en el nuevo repertorio. Julián festejó con risa franca y alegre y aquél lugar se sintió iluminar con su extraordinaria energía amorosa.

A partir de entonces nació mi amistad con Julián Conrado, amistad que creció más cuando descubrimos que los dos teníamos el mismo ideal de libertad, de justicia, de igualdad social, de paz; aunque manifestó no militar en ninguna organización política. Yo si venía de militar con mi canto de rebeldía revolucionaria en el Partido Comunista Marxista-Leninista, el Partido Socialista de los Trabajadores, en el Frente Democrático, en la Unión Nacional de Oposición; y militaba entonces en la Juventud Comunista. Soñaba, como Gaitán y el Padre Camilo, con la unidad del pueblo y sus organizaciones para conquistar la paz con justicia social.

Mis encuentros con Julián continuaron en la sede de los ensayos, que era el taller de arreglo de acordeones de Mariano: Musicosta. Hablábamos de canciones, parrandas, amores y, por supuesto, de la terrible situación de hambre y miseria que sufría (y aún sufre) la inmensa mayoría del pueblo, así como de los métodos violentos que empleaba el régimen para reprimir la inconformidad.

En 1983 Julián partió al municipio de San Carlos, departamento de Antioquia, donde debía realizar el año rural como médico. Pronto se ganó el cariño de los pobladores de la región que atendía en el puesto de salud, especialmente de los más pobres, a quienes no le cobraba nunca la consulta y más bien les daba dinero de su propio bolsillo para que pudieran comprar las medicinas que les recetaba.

Fue esa hermosa virtud de servicio desinteresado a los empobrecidos la causa fundamental para que Julián fuera considerado, por la inteligencia militar del Estado, un peligroso enemigo del régimen que lo declaró objetivo militar. Ese mismo año fue cobardemente asesinado por sicarios que, luego de consumado el crimen y al verse perseguidos por pobladores indignados, se refugiaron en el cuartel de Policía, algo muy común en Colombia…

El pueblo de San Carlos, con el cadáver ensangrentado de su amado Julián a hombros, marchó envuelto en la más profunda tristeza por las calles de la población y, enardecido, exigió justicia; pero que va, esta manifestación también fue reprimida brutalmente por el Ejército y la Policía.

En Cartagena el movimiento estudiantil también realizó manifestaciones denunciando el crimen y pidiendo justicia.

La respuesta fue la misma: represión violenta.

Yo, en homenaje a mi gran amigo, compuse la canción semilla de libertad:

Ahora le voy a cantar a ese amigo tan querido

A ese que un sicario a tiros por la espalda asesinó

Y que allí donde calló su sonrisa ha florecido

Y como el Che y como Camilo su figura agigantó

Es que cuando los hombres son, hombres verdaderamente

Ni se mueren ni se entierran, se siembran para perdurar

Y es por eso que Julián, ¡presente, presente, presente!

Siempre vivirá en mi mente, convidándome a luchar

 

CORO:

Julián Conrado no está enterrado

Julián Conrado no se ha olvidado

Julián Conrado está sembrado

Como semilla de libertad.

 

Flores de la juventud de este pueblo colombiano

Por vientos huracanados cuantas vemos destrozar

Pero ya se va a acabar infierno tan inhumano

Y viviremos como hermanos como lo soñó Julián.

Bandera de revolución será su eterna alegría

Y con la brisa de los días la vamos a ver flamear

Si más sangre hay que derramar pa’que la obra sea construida

Pues más sangre será vertida el pueblo no la va a negar

 CORO

 

El terrorismo de Estado siguió cobrando cada vez más y más víctimas: persecuciones, detenciones, torturas, desapariciones, asesinatos selectivos, masacres, etc. Reclamar nuestros derechos como pueblo, pacíficamente, en el marco de la legalidad, era un suicidio.

A mí, luego de sufrir cárcel, torturas, atentados, y ver caer asesinados a uno y otro, y otro y otro camarada, amigo y amiga, no me quedó otro camino que el de las montañas guerrilleras. Era la única forma de vivir con dignidad, sin callar las verdades de mi canto que son las verdades de mi pueblo. Es cuando tomo el nombre de Julián Conrado David, no para ocultar mi verdadera identidad, sino para rendirle honores hasta el último verso de mi vida a ese gran amigo mío, de tan hermosa calidad humana.

¡Amando Venceremos!

Julián Conrado

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , ,

Julián Conrado: A mi Mamá en el día de mi cumpleaños

República Bolivariana de Venezuela

17 de Agosto de 2012

 

A mi Mamá en el día de mi cumpleaños

 

Del nido de mi garganta

Con las alas del amor

Salió volando una flor

La más hermosa palabra: ¡Mamá!

 

¡Epa mi viejita linda, te mando besos y abrazos de miel!

Aunque hace muchos años no te veo, siempre te tengo en el corazón, y te recuerdo envuelta en tu carcajada de alegría. Estarás recordando que este 17 de agosto se cumplen 58 años que me trajiste a la vida, que yo fui el primer suspiro que salió de tu suspiro, la primera mirada que salió de tu mirada, el primer llanto que salió de tu llanto, la primera risa que salió de tu risa.

Te cuento que, tal como me enseñaste, ando en la práctica del amor al prójimo, que es lo mismo que en el lenguaje de los patriotas y revolucionarios de hoy se llama amor al pueblo o socialismo. Al igual que tu, vivo solidario, honesto, sencillo, sin afán de dinero ni lujos; y bailando y cantando con el sabor caribeño que es herencia de nuestros ancestros indígenas y africanos.

Como la madre de Jesús de Nazaret, del padre Camilo Torres, de Jaime Bateman y tantas otras madres que han parido hijas e hijos luchadores por la paz con justicia y amor, podrás sentirte honrada: nuestra causa es la más noble y bella que existe sobre la tierra.

Mi arma de lucha ha sido el canto, también de ti aprendí que cantando se puede hacer resistencia y enfrentar las injusticias y las desgracias de la vida. ¿Te recuerdas cuando en la cocina o en la batea cantabas?: “los aretes que le faltan a la luna…”, fue el primer bolero que me aprendí. ¿Te acuerdas cuando en las fiestas bailabas la pollera colorá?: Contigo también aprendí a bailar cumbias y fandangos en el más sublime estado de alegría popular, alegría limpia y pura.

Si estuviéramos juntos, seguro que me festejarías el cumpleaños preparando un suculento arroz con coco y pescado guisado, una tremenda ensalada y el respectivo plátano en tentación.

Ojalá que la solidaridad de los pueblos, la inteligencia y la cordura logren que el gobierno del comandante Hugo Chávez, en cumplimiento de las leyes, acuerdos y tratados internacionales que lo obligan, me devuelva la libertad y me conceda el asilo político; pero sobre todo ojalá en Colombia triunfe pronto la lucha del pueblo por la paz, para volvernos a abrazar en el encantador pueblo de Turbaco.

Mamá: hace unos días supe que mi abuela Julia ya no está con nosotros, que se fue a bailar cumbia, con su felicidad intacta, al cielo de los recuerdos gratos.

Quiero despedirme diciéndote que moralmente me siento como un roble, que vivo respirando dignidad.

La historia hablará de ti como la madre de un hombre que no se doblegó jamás ante la tiranía, que luchó contra las injusticias, que dedicó su vida de canciones a la búsqueda del bien para la humanidad.

 

Gracias por tus oraciones madre mía.

 

Te amo infinitamente.

 

¡AMANDO VENCEREMOS!

Julián Conrado

Tu mismo Guille

 

Etiquetado , , , , , , , , ,

Carta de Julián Conrado al II Encuentro Nacional de Cultoras y Cultores Revolucionarios

La Carraca de Caracas

10 de agosto de 2012

Pueblo de Blanquito, Sanare:

¡Épale!: Desde mi carraca en Caracas mando, con sabor a tamunangue, un bolivariano y aliprimeriano abrazo al Segundo Encuentro Nacional de Cultoras y Cultores Revolucionarios.

Siendo que el lema del encuentro es “por la transformación cultural necesaria para profundizar la revolución”, pienso que el primer gran invitado debe ser el Caimán de Sanare. La parábola caimanista es la esencia misma de la cultura revolucionaria. El Caimán de Sanare, sin saber leer ni escribir, lo dijo clarito: “La cultura es un pueblo bien preparao; que la gente viva bien y no le falte nada. La cultura güeña es la que no tá buscando plata, busca el bien…”.

Hermanas y hermanos cultores, el Caimán de Sanare, sin tanto perendengue, nos dio la clave de la transformación cultural necesaria para profundizar la revolución, para salvar la madre tierra y la especie humana, para vivir en paz con justicia y amor.

Es que las revolucionarias y revolucionarios verdaderos son quienes primero ponen la revolución y después, la revolución. Quienes ponen primero la revolución y después el dinero, también son buenos, pero no tan bueno que digamos… Los que ponen primero el dinero y después la revolución, no son de confiar, son verdaderos cuadros del desprestigio. Y ni que decir de quienes primero ponen el dinero, luego el dinero y siempre el dinero: son tristes parásitos de la sociedad, el espejo perfecto de la cultura burguesa. ¡Ah mundo! Si fuéramos como el Caimán de Sanare…, ¡Na guará!

De mi situación les cuento que continúa la lucha entre la solidaridad amorosa de los pueblos, que piden mi libertad y asilo político para seguir cantando por la paz; y el egoísmo y el odio capitalista que pide mi extradición hacia la tortura y la muerte.

¡AMANDO VENCEREMOS!

Julián Conrado

Etiquetado , , , , , , , , , , , ,

Julián Conrado: Mis saludos a los y las participantes del Foro de Sao Paulo

Carraca de Caracas, 4 de julio de 2012

 

Mis saludos a los y las participantes del Foro de Sao Paulo

 

Hermanos y hermanas presentes en el Foro de Sao Paulo:

A golpe de corazón patriota y revolucionario, he logrado abrir un hueco en la jaula de acero y cemento, donde me tienen físicamente prisionero, para llegar hasta ustedes y darle un abrazo con calor a Pueblo.

Dentro de los tres metros cuadrados de mi calabozo, continúo girando alrededor del amor. Jamás, ni siquiera durante los nueve días que me tuvieron atado de pies y manos y con los ojos vendados, he dejado de cantar por la salvación del Planeta y la libertad y felicidad de los oprimidos. Canto libre y sin cobrar, como mis amigos, los pajaritos del monte. Y ojalá, por esto que he dicho sobre los pajaritos, a las oligarquías y al Imperialismo no se les ocurra bombardearlos por considerarlos peligrosos comunistas “narcoterroristas”.

Moralmente me siento fino, como cuando Olga Benario escribió a su hijita Anita Leocadia Prestes, aquella carta donde le decía: “He luchado por lo justo, por lo bueno, por lo mejor”.

Gracias por la solidaridad que me brinda el pueblo venezolano y otros pueblos del mundo. De la fuerza de la solidaridad depende que me devuelvan la libertad y me concedan en derecho de Asilo político, evitando, de esta manera, que me extraditen hacia la tortura y la muerte.

Y como siempre, me despido cantando:

“Soñando un mundo mejor, soñando un mundo más bueno, descubro que el que es prisionero, es quien me tiene en prisión”

¡VIVA BOLÍVAR!

¡AMANDO VENCEREMOS!

Bolivariana y Aliprimerianamente:

JULIAN CONRADO

 

 

http://www.julianconrado.info

@alzadoencanto

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , ,

Canto que ha sido valiente, siempre será canción nueva

“Canto que ha sido valiente, siempre será canción nueva”… así hablo Víctor Jara, el cantor del pueblo chileno que fue asesinado de la forma más cruel y cobarde, por la dictadura fascista del General burgués Augusto Pinochet. Dictadura que fue impuesta a sangre y fuego por el imperialismo norteamericano para destruir el gobierno socialista del Compañero Presidente Salvador Allende, quien encarnaba la voluntad popular.

Que peligroso resulta para las clases opresoras el canto que despierta y anima a las clases oprimidas en la lucha por su libertad y felicidad. Y el “problema” mayor de ese canto, no es que no se muere, sino que es un canto cada día más nuevo y que se manifiesta en permanente estado de floración en el corazón y el alma sudorosa de los pueblos.

Miremos la revolución venezolana, es tal vez, la más alegre revolución del mundo y lo es, gracias a la alegría del canto amoroso de nuestro padre cantor Alí Primera.

La revolución venezolana es un pájaro rojo que vuela, con su aleteo feliz, anunciando el advenimiento para la humanidad, de la Paz con Justicia y Amor.

La espada justiciera y libertaria de Simón Bolívar y el canto de la dignidad de Alí Primera son, de ése pájaro, sus dos alas.

Acá en mi calabozo le estoy haciendo a esta bella revolución bolivariana y aliprimeriana, una nueva canción que dice así:

“Con la espada bolivariana

Y el canto aliprimeriano

El bravo pueblo se alzo

Para despertar al cielo…”

¡Amando Venceremos!

Julián Conrado

Etiquetado , , , , , , , , , , , , ,

UNA CANCION PARA FABRICIO

Carraca de Caracas, 10 de junio del 2012

UNA CANCION PARA FABRICIO

Este 30 de Junio de 2012, se cumplen 50 años de que Fabricio Ojeda, revolucionario entre los revolucionarios, presentó su carta de renuncia al Congreso Nacional de Venezuela para combatir, con las armas en las manos, la cruel opresión y explotación capitalista. Hoy he vuelto a releer este documento que recomiendo, como verdadero tratado de política y moral revolucionaria, a todas y todos quienes de una u otra forma luchan por construir un mundo mejor.

 

También, el 21 de este mismo mes de Junio, se cumplen 46 años de que nuestro querido camarada Fabricio murió asesinado por los enemigos de la paz con justicia y amor; pero como él mismo lo dijera: “La revolución tiene que hacerse cueste lo que cueste, sean cuales fueren los peligros y dificultades a que haya que exponerse”. Acá en mi calabozo, en homenaje al camarada Fabricio Ojeda, he compuesto una canción: Sigue leyendo

Etiquetado , , , , , , , , , , , ,

One Year in Prison: Letter from Julian Conrado to the People

From my trench of dignity

 

Those of us who turn singing into a manifestation of love for the people, we’re always going to be hated by the enemies of the people. That’s why they insult us, slander us, persecute us, jail us, torture us, make us disappear, and kill us. However we express ourselves, this is what has always happened to those who, because of pure love for the people, struggle for their happiness.

 

But those who imprison a fighter for the love of the people should know that no one has ever been freer than Antonio Nariño in the Cartegena tombs and Francisco de Miranda in the Spanish empire jail [Translator: both were independence fighters], that no one has ever been freer than the five Cuban heroes, or Simon and Sonia [Colombian guerrillas] in the dungeons of North American imperialism, that no one has ever been freer than [Venezuelan communist singer] Ali Primera in the basements of the DIGEPOL [Venezuela’s Intelligence Service, under previous governments] or Hugo Chavez in the cells of the DIM, the Yare jail or the Orchila island.

Sigue leyendo